#Futbol

Petit Torneo: Minuto 91



Deportivo y KDT lograron transformar la definición de la Zona 1 del Petit Torneo en un capítulo apasionante e imperdible para propios y extraños. Los azules debido a la oportunidad que dejaron escapar, y los del bajo gracias a la vitalidad que consiguieron de manera agónica cuando muchos especulaban con su despedida de la actual temporada.

El elenco dirigido por Javier Mendizábal, aunque resulte increíble por lo exhibido durante el campeonato, podría quedar afuera de las semifinales si es derrotado en el 7 de Abril por Calaveras y si KDT supera a Estudiantes (los albinegros quedaron eliminados). En caso de que el último campeón iguale, se podría reeditar el encuentro del domingo pasado en un cotejo de desempate. De todas maneras sigue dependiendo de sí mismo, ya que de vencer a los del matadero culminaria en lo más alto de este grupo.

Por el lado de KDT, es sin dudas el equipo que anímicamente mejor llega al domingo próximo. Logró remontar un escenario adverso en base a personalidad, oficio y jerarquía, para volver a ponerse el traje de candidato a pelear por el trono 2015. Tendrá que ocuparse de Estudiantes en el 21 de Septiembre y esperar lo que suceda entre Calaveras vrs. Deportivo, cuyo peor escenario para los kadetistas sería definir mano a mano ante cualquiera de los dos el venidero miércoles 14 de octubre.

Saliendo de lo estrictamente futbolístico, no se puede dejar pasar por alto lo sucedido en el final de Deportivo 1 – KDT 2. Simpatizantes de ambas instituciones, pulmón de por medio, protagonizaron un triste espectáculo al arrojarse elementos recíprocamente, mientras se insultaban y amenazaban verbalmente. Para próximas citas habrá que tomar cartas en el asunto reforzando esa zona al menos con presencia policial, porque todo sucedió en ausencia de los uniformados.

Calaveras venció 2 a 1 a Estudiantes Unidos en el partido correspondiente a la quinta fecha de la zona 1 del Petit torneo. Con este triunfo, si bien aún no es semifinalista, Calaveras se aseguró, al menos, un desempate. Estudiantes, por su parte, tampoco logró sumar en esta fecha y quedó eliminado, sin ninguna chance de acceder a la siguiente ronda.

Tuvo buenas posibilidades Estudiantes, principalmente jugadas iniciadas en el sector de Nicolás Legammari, que aportó velocidad y dinamismo al conjunto estudiantil, pero se encontró con la muralla infranqueable de Víctor Volpe. Otro de los puntos altos de Estudiantes y una de las grandes apariciones albinegras de este año, pese al flojo desempeño del equipo en el Petit, es Enzo Guerrero, que cumplió y cada vez mejor, con su función, mostrando algunos pasajes de alto nivel futbolístico.

Por el lado de Calaveras, el punto más alto fue Pablo Cioffi, quien fue el autor de los dos goles, pero que también aportó en defensa cuando su equipo lo necesitó. Otro de los jugadores importantes en el equipo de Anìbal Folgar fue Matías Tolosa, que complicó a los albinegros y que fue a quien Bruno Orso le cometió una infracción cuando fue expulsado.

Calaveras juega el domingo que viene uno de los partidos más importantes del campeonato ante Deportivo Argentino, un partido que lo puede convertir en semifinalista o que lo puede llevar a jugar un desempate. Estudiantes, por su parte recibirá a KDT en su casa, para despedirse ante su gente y empezar a replantear algunas cuestiones de cara al año que viene, luego de un torneo en el que fue flojo en la primera etapa del clasificatorio, fue el mejor en las revanchas y no logró encontrarse a lo largo de los partidos del Petit.

Defensores en el adelanto de la quinta fecha del petit torneo, el sábado por la noche, apabulló a Maderense y lo goleó por seis tantos contra cero en el duelo de punteros de la zona 2. El conjunto de Julio Galeano debió esperar hasta pasadas las diecisiete treinta del día domingo para transformarse en el primer clasificado a semifinales, debido al empate que se registró en el clásico de Bolívar en un tanto por bando, entre Empleados de Comercio e Independiente. Además la igualdad le permitió a Defensores asegurarse el primer puesto. Si Maderense gana lo podría alcanzar, pero el elenco “azulgrana” tiene una enorme brecha en la diferencia de goles.

El partido fue de principio a fin controlado por Defensores, que fue el protagonista esencial de la noche, ante un Maderense que se desmoronó después del segundo gol y que nunca encontró la receta y fórmula, para poder descontar. En la segunda etapa Defensores aprovechó que Maderense se adelantó en el campo, pero la visita con el afán de descontar dejó espacios y huecos en todos los sectores. El local se lo hizo sentir y le marcó cuatro goles más. Defensores fue un equipo compacto en todas las líneas, su defensa no sufrió sofocones, con un medio campo parejo, fue amo y señor de la posesión de la pelota. Además, la delantera siempre generó peligro, explotó bien los espacios y fue contundente a la hora de pisar el área.

Maderense fue un equipo que volvió con un sistema de marca personal y esta vez no tuvo éxito. Su defensa flaqueó en casi todo el partido, con un medio campo partido, donde solo Jorda intentó equilibrar y combatir en esa zona. Además, tuvo escaso poder ofensivo en los metros finales.Debemos decir que puso en campo muchos chicos de la cantera, una apuesta a futuro para la entidad “verde”. A los consolidados Lautaro Bagatto, Juan Conde y Alán Baselli, debemos sumarle a Enzo Mónaco y Rubén Rodríguez.

Los puntos altos del partido pasaron por Soria, de gran partido, despliegue, además de haber sido un baluarte esencial en la zona media. Fernández, imparable, arrastró marcas, se movió por todo el frente de ataque, y además anotó dos goles en su haber. Aunque en líneas generales Defensores tuvo buen desempeño como equipo,por el lado de la visita nos quedamos con Jorda, que fue el único que intentó desde su aporte.

Como dato, fue la cuarta vez que se vieron las caras Defensores y Maderense. Fueron tres victorias para los de Julio Galeano y un empate. Maderense nunca le pudo convertir un gol. Lucas Fernández le hizo cuatro goles a Maderense, ya que también le había anotado por duplicado en la primera ronda del clasificatorio. Maderense se fue preocupado por la lesión de Calandria. El arquero se fue lesionado después de que Naser marcara el cuarto gol y debió ser trasladado a un centro asistencial para saber el estado de su lesión, algo que se sabrá en el transcurso de esta semana.

"No aprendemos más", así titula la nota de nuestro colega Pablo Pequi,el Diario La Mañana, sobre los incidentes que se registraron al término del clásico bolivarense. Nota que señala textualmente "Cuando terminó el partido,en la zona de vestuarios se vivió un verdadero escándalo. Con las revoluciones a mil y con el resultado consumado, un particular (que nada tenía que hacer ahí) golpeó a un jugador del “Gallego”. Esa acción irresponsable eclosionó en una batalla campal en la que todos los protagonistas se trenzaron en una gresca sin sentido.

El excesivo festejo del empate sobre el final y todo lo que se jugaba hicieron que terceros tomaran partido y que le sumaran un nuevo lunar a este fútbol bolivarense tan deteriorado. Una muestra más de que la policía tiene que estar presente (desde hace años, la comisaría no presta el servicio en los cotejos de la LPF), ya que la seguridad privada se vio superada y se vivieron minutos de tensión en donde las escenas de pugilato fueron moneda corriente.

Hay que responsabilizar a los protagonistas, que tendrían que entender que somos todos vecinos y que no se está jugando la final del Mundial. Se deben replantear muchas cosas, todos los que estamos involucrados en esto queremos que la gente vuelva a la cancha, pero con espectáculos como los del domingo, ese deseo se esfuma con sobrados motivos. Basta de boicotearnos a nosotros mismos, de quitarle brillo a una fiesta y de intentar maquillar cosas que no son nada más y nada menos que hechos. Estamos en vísperas de lo que podría ser un séptimo clásico (en el caso de que terminen empatados en la zona, se jugaría un desempate), con este contexto y antecedente hay que poner las barbas en remojo y ajustar los tornillos que claramente están flojos. Los periodistas estamos para contar lo que pasó, no para tomar partido ni ser permisivos".

Fuente; Diario Noticias